/ junio 13, 2018/ Metodología Amco/ 0 comments

Hasta ahora la inteligencia se medía únicamente a través de las pruebas del coeficiente intelectual (CI). Sin embargo, hoy en día está ampliamente aceptado que pensamiento y emociones son interdependientes, conviven y colaboran en la capacidad de comprensión y adaptación.

Inteligencia EmocionalCon la publicación en 1995 del libro de Daniel Goleman, Emotional Intelligence, se comienza a reconocer la importancia de la Inteligencia Emocional, que engloba habilidades como la comprensión y expresión de los sentimientos, el control del genio, laempatía y la simpatía, la independencia, la capacidad de adaptación, la capacidad de resolver los problemas en forma interpersonal, la persistencia, el respeto o la cordialidad.

La personas con un coeficiente emocional alto gestionan mejor su vida emocional a la vez que son capaces de entender y lidiar con los sentimientos de otros. Esto explica por qué la gente tradicionalmente considerada como más inteligente no es siempre la más desarrollada laboral ni personalmente. En el lenguaje de las inteligencias múltiples, el coeficiente emocional es una compilación de las inteligencias intrapersonal e interpersonal.

Amco defiende que en la clase es indispensable desarrollar las cualidades de la inteligencia emocional porque favorecen el aprendizaje y mejoran el desempeño escolar, además de proporcionar a los alumnos una vida saludable y feliz.

 

Acerca de AMCO

Para más información visite nuestra web: ww.amco.me

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*